jueves, 11 de octubre de 2007

La duda - Il dubbio

Sucedió algo asombroso en el último partido del Real Madrid. En primer lugar, parece ser que Casillas se durmió. Las fuentes oficiales consultadas apuntan a las noches toledanas con Eva González como la causa más probable del apollardamiento del guardameta, pero hete aquí que la cosa fue a más: un jugador contrario regateó con facilidad a Cannavaro y se dirigió en solitario hacia la portería. Nada hay de infrecuente en eso, es cierto, pero sí en lo que ocurrió a continuación. Cuando el defensa italiano, todavía con la cintura rota, procedió a perseguir al delantero contrario con el fin de entorpecer su galopada con la más fina de sus tarascadas, se percató de que —oh, fatalidad— Casillas dormía el sueño de los justos amodorrado junto al poste. Acto seguido, sin parar en mientes y valeroso como pocos, Cannavaro se dispuso a berrear a pleno pulmón para, así, elevar su voz por encima de los innúmeros murmullos del público y despertar a su compañero. Y fue entonces cuando ocurrió.

El pecho del italiano se henchió majestuoso en el aire estático del Bernabéu para descargar su potente grito y salvar así a su equipo de un gol más que seguro. Los ojos del estadio iban del plácido Casillas al formidable Cannavaro, de Cannavaro al delantero rival y de ahí otra vez a Casillas. Todos a una contenían la respiración admirando a Cannavaro, al genial Cannavaro, cuya portentosa capacidad pulmonar parecía no tener fin. En algún momento de esa burbuja de tiempo, un espectador no pudo más y tuvo que expulsar el aire con gran alivio por su parte. Uno a uno, boqueantes, siguieron su ejemplo todos los presentes en el estadio. ¿Todos? Hubo tres que no: Casillas, abrazado al poste; Cannavaro, que, en silencio, con la boca abierta y cara de bobotonto (esto tampoco es infrecuente, es cierto) observaba congestionado e impotente el avance ahora imparable del atacante; y éste último, quien, el muy canalla, se fue hacia la portería, dejó el balón justo en la línea, se agachó y —oh, afrenta imperdonable— metió el gol con el ojete. Antes de desmayarse, a Cannavaro, al bravísimo Cannavaro, se le oyó susurrar «porca grandissima puttana»…

Con el defensa central aún convaleciente, los sesudos analistas deportivos comenzaron a analizar sesuda y deportivamente lo sucedido. Grosso modo, las principales líneas argumentales de sus elegantérrimos discursos fueron las siguientes: o bien el número de partidos por temporada es excesivo para el ser humano, o bien el fútbol de hoy es más físico, o bien el defensa jugó lesionado, o bien iba de coca hasta las trancas barrancas… Al tercer día, Cannavaro resucitó de entre los comatosos y realizó unas declaraciones que zanjaron el tema y callaron el boquino a los maledicentes:

«He aquí lo que ocurrió en realidad. Cuando ese maldito delantero me fintó a una velocidad endiablada y vi a Casillas durmiendo, quise gritarle que espabilara y le saliera al encuentro. Pensé en pronunciar /ko.xó.nes/ y luego /des.pjér.ta/ y luego /í.ker/ y luego /sál.le/, pero de repente me asaltó una duda, una duda impostergable: ¿y si en vez de gritar la palabra /sál.le/ quisiese escribirla? Sin poder respirar, en un arrobamiento divino, me vino la respuesta: ¡es imposible escribir eso en español! Y ahí ya me dio el telele.»

P.D.: Cuentan las crónicas del reino que un día le pasó lo mismo a Lola Flores en un taxi, al indicarle al amable conductor el nombre de su finca.

13 comentarios:

Johnny Ramony dijo...

Hmmmmm....
Chacho, ¿y tanto rollo pa eso?
Bueno, supongo que como todo en este mundo, a veces no tiene tanta importancia lo que hagas o lo que tengas que decir sino cómo lo cuentes jeje.
Propongo que para hacerlo más ameno adjuntes algunas fotos más Eva González ;)

Ramonillo dijo...

pol!!!
dios q paja mental más grande!!jejejejej bueno te comento pa q luego no digas!! pero q sepas q me he quedao alucinao de cómo para contar que SAL-Le está mal dicho te inventas un bello cuento futbolístico jejejejeje

Paul Spleen dijo...

¡Ramonillo! ;o) Sólo falta el Pochas para que abramos estos comentarios los 4 Ramones… Aunque, ahora que lo pienso, él dice que este blog está mal diseñado, así que no creo yo que…

Bueno, que conste que no he dicho que /sál.le/ esté mal dicho. De hecho, está muy bien dicho, porque a las adversidades y a los delanteros se les sale al encuentro. Lo único que pasa es que no se puede escribir. De hecho, la RAE me ha dicho (quedé con ella el otro día) que no entra dentro del sistema gráfico español.

Como la finca de Lola Flores, llamada El /le.rél.le/; o, como apuntaba el Johnny, cuando decimos ay, qué caló, /Cál.loh/.

Herblay dijo...

Pido disculpas por anticipado por no llamarme Ramón... Me siento un entrometido. Pero nadie dijo que eso fuese malo (y si alguien lo dijo, yo estaba oyendo música celestial).

Gran post, una vez más, expandiendo las fronteras de nuestro conocimiento de la lengua. No recuerdo que el Juanico nos comentase esto nunca (y si lo hizo, yo estaba oyendo música celestial).

Muy curioso que hayas elegido al patán italiano para ilustrar tu historia. Apostaría mucho de que al interfecto le cuesta deletrear su propio nombre (y el apellido ya ni te cuento). Claro que en este tema ando un poco desconcertado desde que ayer, mi profesor de Sociedades dijo, citando a Mark Twain, que "no tengo respeto por aquellas personas que sólo saben escribir una palabra de una sola manera". Burda excusa para disfrazar que no sabía deletrear "resscisory" (una de esas palabras que existen en el mundo de la Ley pero no en el de los diccionarios, por lo que parece).

En fin, me dejo de bobadas. Me he puesto la foto de Eva de fondo de pantalla. Lo siento por Iker, pero si quiere mi respeto, que fiche por el Barça. Hasta entonces, puede quejarse, pero dudo que le oiga, porque estaré escuchando mi música celestial...

Herblay

Juanico dijo...

No entiendo nada... pero estoy de acuerdo con las voces que piden más retratos de la moza.

Agustín dijo...

Al leer el post he tenido un déjà vu (o como se diga). No sé si es por que he vivido ya esta situación, o los efectos de los tapones que me obliga el Creador a tomar. En cualquier caso, y como dice Trinity, es un error de Matrix.

Bonito cuento (¿cuento?) el que te has marcado. Éste es uno de esos cuentos que tienen moraleja: no todo lo que está en la cabeza se puede llevar a la realidad, ¿no?

Un ejemplo de ello es esa fiesta-pacorra que está en la zona de las ideas, que todos esperamos y ninguno disfrutaremos.

P.D. Espero que Paco me haga comerme estas palabras.

Herblay dijo...

¿Ahora te gusta The Cure? ¿A tus años? Bueno, nunca es tarde...

Poeta de Zeneta dijo...

Este capitan es muy rarito
Y parece habersele ido la olla
Menos hacerse el erudito
y mas machacarse la ....

¿Que mas da como se escriba
y que pinta en esto Casillas?
Que tendrá los huevos como gibas
y en el pene "cienes" de ladillas

Tus adeptos te siguen el rollo,
y lo peor, lo ven inteligente
¡¡Que mal estan estos pollos!!
¿Esnifaran Detergente?

Juanico dijo...

Poeta infame, poeta incompetente,
déjeme en paz al capitán,
más que capitán, un sultán,
que de usted se rie toda la gente.

No usurpe, no malmeta
mire que nos enfadamos,
aunque ya ni nos acordamos
de lo qué es tocar una teta.

Y ahora me despido al estilo de Unamuno,
que escribía con pluma fina.
Cómanos usted la bombardina
al capitán y su teniente, el tuno.

Capitán Tilde dijo...

Joder, qué emoción me ha dado ver cómo el Teniente Consonantongo ha desempolvado al fin sus letras y con fina prosa versallesca le ha hecho un siete al Poeta…

Así aprenderás, juntaversos. ;o)

P.D.: Se comenta que hay quien ha contravenido las reglas del Most Acho (no publicadas todavía) dejándose ya la perilla…

Juanico dijo...

Yo sé quién es... pero no desvelaré su identidad.
Sólo daré algunas pistas sutiles:
- Se llama Ramón.
- De apellido Ruiz.
- Se hace llamar yoni o algo así.

A ver quién es el guapo que lo adivina...

Poeta de Zeneta dijo...

Ya salió el fiel tunante
como buen lacayo a defender,
A este ser tan feo y mutante
¿No será que se la quieres comer?

Soy juntaversos orgulloso
y no escribo con pluma fina
(desde luego)
Pero ya veo que lo moñoso
a vuestro pimiento alucina
Sacudiendosla cual oso
En la ducha o la piscina

Dicen que unos murcianos tuneros
Han triunfado en tierras lejanas
que se los queden,¡les doy dinero!
Pues de perderlos ardo en ganas
Pues seres a tan porculeros
Que les revienten las almorranas

Ademas de criticones
Son tambien acusicas
Pues acusan a un ramones
De dejarse perillica

Pues sin mas asunto
Se despide tu enemigo
y mi sabo yo te unto
En la caro o el ombligo

Pablo dijo...

Desde luego hay que ser cabrón y previsor para contravenir unas reglas que aún no existen...ya te vale, Johnny Ramony(ah, no, perdón, que estabas en el anonimato, no me acordaba...) Y no, el Anonimato no es un bar.

Creo que Casillas decidió que mejor que ser guardameta, ser guardametE, y a eso es a lo que se dedica. La amiga le pregunta ¿sal·le ya Íker?...pero él está ocupado, seguramente, con un orgasmo celestial.

A mí esto de que ni los de la Academia sepan cómo se escribe una palabra en español, me mosquea un tanto...¿esos tíos son funcionarios, no? Veo que se dedican más a jugar al duro y a otras diversas artes espe-culativas.

Este blogistro empieza a resultarme simpático.