miércoles, 26 de diciembre de 2007

EL RESULTADO - النتيجة

an-natīŷa. Varios meses de preparación del Most Acho, ideando gilipolleces varias para aumentar y perfeccionar la mitología tontuna del concurso mostachil, como las reglas en castellano antiguo, los carteles anunciadores,…; varios meses de dejarse bigote soportando estoicamente la befa, la mofa y el chascarrillo fácil de propios y extraños; varios meses de tragar pelos bigotiles al disfrutar de una buena comida (y al almorzar también, sí, Agus); varios meses de preparación mental para la gran noche, con su cena y sus copas de después; en fin, varios meses merecedores de una gran recompensa tuvieron el siguiente resultado:

  1. me quedé el último en el concurso: dejé crecer los pelillos del extremo del bigote para redondearlos hacia arriba a lo conde-duque de Olivares, pero salió mal el invento y los pelajos quedaron a su aire; y
  2. además, debido a una sustancia inventada por el Demonio, de nombre limoncello, mi aspecto y estado fueron lamentables durante toda la noche.
A falta de uno mejor, mi proceder no merece otro nombre que el de estrategia McLaren. Gran decepción de los asistentes, pues se esperaba más del organizador. Prometo dar lo mejor de mí para el próximo Patilla World Championship.

El mostacho vencedor, sin duda alguna y barriendo por un amplio margen en una apasionante votación eurovisiva, fue el mostacho de nuestro Otto von Bismarck redivivo, un mostacho prusiano, frondoso, original y elegante: el mostacho de «El Alemán», también conocido por estos lares como «El Interesante». El camarero, hombre poco dado a la originalidad a la hora de bigotearse, otorgó sus votos a Pacorro, Johnny y Láguenas; pero me temo que lo de Paco era perilla y no bigote.

Efectivamente, con toda seguridad, aquella noche fuimos el grupo de personas más lamentable que se atrevió a poner el pie en las calles de Murcia. Si no os lo creéis, podéis comprobarlo en el álbum de fotos que pongo a continuación.

VIEWER DISCRETION IS ADVISED:
EL RESULTADO




P.D.: El éxito de la canción Dentro de Espinete hay una persona ha sido apoteósico, pero ya va siendo hora de cambiar las canciones de la barra lateral:
  • We used to vacation — Cold War Kids
    4.30 de la madrugada. En la radio, Salas y el Monaguillo dan paso a publicidad. Una niña sabionda y sabihonda le habla a su padre en un anuncio. El mensaje que pretenden transmitir es que un trasvase es mejor que desalar, y eso es algo tan obvio que hasta un niño lo entiende. Eso sí, la niña, para explicar lo simple y obvio que es eso, da así como unos 96 pasos deductivos con reducciones al absurdo y todo. Termina, dos segundos de silencio y empieza esta canción: pelos de punta con la letra, se comprende que hayan usado la distorsión como instrumento. ¿El eslabón perdido entre la «música Pol» y la «música Johnny»? Puede ser…

  • Favorite things — Me First & The Gimme Gimmes
    Finales de los 80. Mis padres salen a cenar. Mi hermana se apodera de la televisión, coge una cinta en Beta y —¡horror!— pone Sonrisas y lágrimas por nonagésima vez. Ahora ya no hay nada que hacer: me sé todas las canciones. Debo confesar que la música de una de ellas me gustaba mucho, y todavía me gusta, independientemente de su nivel de pastelosidad. Un centro comercial cuyo nombre empieza por El Corte y acaba en Inglés la ha incluido en sus últimos anuncios. Pongo una versión que no es como para tirar cohetes, pero al menos es original. En YouTube hay versiones mejores: intimistas, de jazz
P.P.D.: Para el que no lo haya notado, las citas de la barra lateral (abajo, sí) cambian cada vez que entráis a la página.

P.P.P.D.: Un favor os pido para el año 2008: si dentro de unos meses veis en alguna tienda el DVD de Soy leyenda, corred hacia donde esté y, a continuación, proceded a prenderle fuego. ¡Por Dios, impidamos que llegue a las generaciones venideras!

7 comentarios:

Pacorrico dijo...

Protesto,

Lo mío era un bigote prolongado.

Voy a llevar la votación al Tribunal Supremo.

Me he partido el hojaldre con la última foto. Besitos niños que estoy en el trabajo.

Rrín

Wilhelm dijo...

No sé quién, aparte del organizador (también conocido como "el Creador") dice que el muchacho rab-atí no estuvo a la altura. A mi prusiano entender allí estuvimos todos a la altura, incluso el camarero de Bullas soltándonos las dos botellas por la patilla (ya que bigote no llevaba).

Hubo grandes ausencias que no comprendieron a su debido tiempo que nos ibamos a desbigotar de la risa con la tontería.

Así que, si Carla nos devuelve a Sarko y no se lo fulmina a base de pop francés (sin traducción), confío en que el año próximo, en la fecha que sea, se reúnan, como mínimo, el doble de patillas... aunque seguro que Paco lleva sólo una, o se pone bonete... lo que sea con tal de llamar la atención.

Desde aquí, retirado de nuevo a las duras ocupaciones bélicas; defendiendo a Prusia de los invasores Otomanos (...con la mano...), mando tres vivas para los valentones mostachudos.

Que el señor nos guarde el bigote y lo que rima.

rasurado dijo...

La altura lo que se dice la altura, se puede afirmar que ni Groucho Aznar, ni el Creador ni el arriba firmante, lo estamos. Nosotros jugamos en la liga de los no-altos, con otras armas...

¿Realmente la sociedad ve necesaria una edición de la Patilla World Championship? ¡¡¡Quiero mantener mi cara desnuda un tiempo!!! Aunque la barbaza no es que me haya llevado a malos momentos... ¿seguirán sin ella? ¿seré como Sansón? Bruniiiii.

Mi reiterada enhorabuena a Otto, que espero que se pague algo el fin de semana ;-p Y al resto de participantes: nuestros bigotes triunfaron el sábado, y el vello entre nariz y boca también.

A por las fotos...

Paul Spleen dijo...

Animo a los lectores a que cuando visiten el álbum de fotos lo hagan viéndolas de una en una, abriendo la primera y dándole hacia la derecha, no en la proyección de diapositivas. Así podrán disfrutar de los geniales comentarios que para cada foto incluyen otros lectores.

Alvaro Laguenas dijo...

Demonios!! He intentado, sin éxito, añadir comentarios a las fotos, ¿Qué sucede Pol?
PD: Haceis comentarios a las 7 de la mañana???? Táis lokos o qué?
Muy bueno este Post, jeje. Me lo pasé de putísima madre, espero con ansia el patilla world championship.
Saludos pa tós!!

Paul Spleen dijo...

Álvaro, ¿tienes cuenta de Google? Es decir, ¿de Gmail, Blogger o Picasa? Si no, no puedes.

Debajo de nuestros comentarios, pone Accede con tu cuenta Google o algo así. Le das a «Accede» y te pedirá nombre y contraseña de tu cuenta Google. Al ponerlos, te lleva a la misma página donde estabas, pero en vez de poner lo de acceder, ahora ahí hay un cajetín, un textarea, para que pongas tus comentarios.

Yo lo acabo de hacer para probar, porque me dijo Johnny que él tampoco podía, y funciona perfectamente, así que a ver si podéis comentar vosotros también.

K dijo...

¡Y que no se cansa uno de cargar y cargar la paginita con tal de poder leerse un par de citas más!

Me gusta, amigo Tutanramón, aunque, tras haberla recargado más de veinte veces, me duelen la cabeza y el universo.

Este blog es bueno.