lunes, 21 de julio de 2008

La cabra - العنز

al-‛anz. Sin comentarios. ;o)

6 comentarios:

a dijo...

Al fin he visto algo de lo que vengo oyendo hablar desde hace tantos años... ¿Y ahora qué hago? ¿Me arranco los ojos y me corto las orejas? Jajaja. En fin, espero que lo pasárais bien y no cometiéseis ningún delito (más lo primero que lo segundo).

Eso sí, me alegro de que volviérais sanos y salvos, me teníais preocupados.

Agustín dijo...

Recuerdos de mi infancia.

Autobús, olor fétido, Valle Perdido, curvas sinuosas, mareo, cántico satánico: “La cabra, la cabra, la puta de la cabra...”.

Paul Spleen dijo...

Debo anunciaros una cosa, para que no os asustéis cuando me veáis por la calle: entre las heridas que me hice cuando un pino me atacó en Villena, y los trasquilones que me hizo ayer el Johnny, parezco un excombatiente albanokosovar de las KFOR, de ésos violentos que ahora van robando chalés.

No os asustéis. Hablo vuestro idioma.

a dijo...

Agustín, no reabras la cámara de los horrores de la memoria...

Pol: el pino te atacó después de que una botella de whiskey te forzase y corrompiese y justo antes de que el suelo corriese hacia ti y te golpease en todo el cuerpo, ¿verdad?

K dijo...

Yo sólo espero que el pino que te atacó no sea de los que veo suicidarse al tirar de la cadena...

a dijo...

De hecho, y ya que sí hay comentarios, podrías rebautizar el post como "La cabra, el pino y el albanokosovar".