jueves, 25 de junio de 2009

El oído - الأذن

al-’udn. Hola, amigos. En la entrada de hoy, continuamos con nuestros ímprobos esfuerzos por educar a la población civil, siguiendo con la larga trayectoria de intachable labor social de este bloque. Por vosotros lo hago.

Me decíais que no, que era un exagerado, que no tenía sentimientos. Me llamabais radical, me escupíais por la calle y me tachabais de antisemita. Afirmabais que yo me equivocaba, que no podía sentir empatía, que no mostraba signos de humanidad. Bien sabéis que yo callaba, desviaba la mirada y esbozaba una media sonrisa. ¡Qué duro es llevar razón y que no te crean, Casandra! Pues bien, listillos, ¿qué me decís ahora? ¿Dónde están ahora vuestras bravatas? ¿Dónde vuestro cacareado amor por el prójimo? ¡Despertad y mirad la realidad!: Susan Boyle se permite cobrar más de 10.500 euros por minuto. Me reafirmo, amigos: odio a Susan Boyle.

Porque ya es hora de que alguien lo diga alto y claro. Sí, amigos, esto clama al Cielo, ese sitio donde, al final de la Tierra, se vierten las aguas de los océanos y acechan los monstruos. ¿Por qué nos vamos a tener que contentar con aficionados? Imaginaos que se os rompe el coche y necesitáis que os lo arreglen con premura y eficacia, a total satisfacción, que diría Gomaespuma: ¿lo llevaríais a un taller profesional o lo dejaríais en manos de un vecino que hizo un módulo de CCC en Mecánica (por el que, además, le regalaron una guitarra española)? Voy más allá. Imaginaos que necesitáis una traducción: ¿llamáis a un traductor profesional u os contentáis con el hijo de una prima vuestra que pasó un mes en Dublín? Bueno, mal ejemplo, porque eso sí se hace, pero veis a lo que me refiero, ¿no?

Amigos, abramos bien los oídos: dejémonos de fantoches, de cantantes de medio pelo y profesionales de baratillo. Abajo los Bisbales, Riquimártines, otesianos y toda la pléyade de bobos que nos machacan constantemente en la radio y la televisión. La birria de Susan Boyle se hizo famosa cantando una maravilla, pero, ¿a que no habéis oído esa misma canción cantada por una profesional, por una mujer que sí se dedica a eso, que sabe interpretar la letra y llorar con la voz? Pues ahora lo vais a hacer. Mirad a Ruthie Henshall y luego venís y me decís que os gusta Susan Boyle. Decídmelo, valientes, que sois unos valientes.

22 comentarios:

Mario dijo...

Estoy de acuerdo contigo, aunque no de forma tan radical.
Todos tenemos que buscar el ganarnos la vida, de mejor o peor forma: no el mejor constructor es el que gana más dinero; lo gana el más chapucero... o al menos es lo que más se oye.
En el terreno artístico, lucramos al más mediocre y olvidamos, en la mayoría de ocasiones, al brillante. Hoy día es mejor cantante quien, cuando "canta" (por la boca), se le adivinan sus intimidades que el de mejor voz e interpretación.
No acostumbro a hablar en serio, por lo que ruego me permitáis aportar algo al lado de la profesionalidad:
www.youtube.com/watch?v=tQaZUriJsJA
(mítico Bernardo Cortés)
Besitos.

Agustín dijo...

Fíjate tú que yo me muevo tras las grandes masas (bien lo sabe Mario) pero en esta ocasión no fue así. Cuando leí sobre esta mujer, sí en el trabajo en el trabajo en la versión digital (¡!) del periódico, no sé porqué me negué a verla por youtube, así que no puedo opinar sobre si canta bien o mal. Al ver el récord de visitas en youtube me vi nadando contracorriente, pero como voy a piscina no me costó. ;o)

P.D.: “El ojo”, “El oído”, le has cogido (arg.) gusto a titular e ilustrar tus postes con partes del cuerpo femenino, espero que siga siendo así.

Mario dijo...

Deseado Agustín: te pillo pero sigo sin cogerte... (boludo) pero me encanta saber que, dado que también tengo ojos, de los cuales dos se parecen a la foto (aunque los míos son más azules) y oído, mi lado femenino sigue pronunciado -[fe.me.ˈni.no]-.
Tampoco yo la he oído, ni tampoco al que salió en año pasado intentando cantar ópera...
Ay... chicos, ¿para cuándo la comida?
PD: Pol, no digas que para cuando tenga las lámparas porque los días son largos ya, y cuando anochezca no nos hará falta luz...

Mario dijo...

Por cierto, vaya mañanica de trabajar llevamos eh...!?

Agustín dijo...

Añorado Mario, precisamente esto es lo más interesante que he hecho en toda la mañana.

P.D.: Creo que Ramón nos va a expulsar de su blog. Aunque haría mal en eliminar nuestros comentarios tan exquisitos, que sabe que enriquecen (avecrem) su blog.

OSCAR dijo...

"Bisbaleros"...Mmmmm...Intentaré que Mari no lea tu blog en los próximos días...Jajajaja. Un abrazo.

K dijo...

No me convences, güey, yo creo que la Susan canta muy bien. Que además la han publicitado infinito, sí, pero ya cantaba bien antes de eso (lo que pasa es que no lo sabía casi nadie). Compararla con la profesional no tiene sentido porque no es profesional.
Que sí, que hay mucha gente con arte por ahí, que siiiiii. Mírate a ti, dos gyros de una sentada, si eso no es arte...

Paul Spleen dijo...

@Mario+Agus — Voy a tener que empezar a haceros comentarios conjuntos. Sabéis que, de vez en cuando, por higiene mental, toca una entrada escrita de forma más radical, lo piense yo o no con esa radicalidad.

@Óscar — Hombre, Óscar, pone Bisbales, no Bisbaleros. En ese difícil equilibrio me muevo: no tener nada contra los Bisbaleros, odiar a los Bisbales. ;o)

@KCompararla con la profesional no tiene sentido porque no es profesional. Macho, pues ahí mismo está el quid de la entrada: en que se la conoce y cobra como una profesional, sin aguantar la comparación (al vídeo me remito, copón). Una vecina mía del tercero también canta bien, ¿me importa?, pues la verdad es que no. Y otro vecino mío del segundo hace malabares con los pies, pues muy bien por él.

K dijo...

@Polesplin
Envidioso

Anónimo dijo...

¿Quién es Susan Boyle?

Perdón, retiro la pregunta: ni lo sé, no me importa. Mi sentido arácnido me dice que tiene algo que ver con Ot's, F Xs, y cosas semejantes. Citando al gran Bernardo, "no hassse falta qui disses nada más".

Moraleja: tienes que evolucionar al siguiente nivel, el de la absoluta ignorancia de todo lo feo que habita este mundo: yo jamás he visto un minuto de OT, de GH, de CM... Y eso es lo que me mantiene joven y lozano.

Eso, y un lienzo que guardo en un armario, pero eso es otro tema.

Un abrazo,

A.

Johnny Ramony dijo...

Yo tambien discrepo querido Pol...
a ti lo que te jode es que cobre 10.500 euros al minuto, con lo cual no esta "cobrando como una profesional" sino mas bien como una showwoman del momento. El problema no radica en ella (que me consta que estuvo ingresada en un centro psiquiatrico por no poder soportar la fama tan a corto plazo) sino de los que se lo dan... es el business (Cazorla dixit). Es algo parecido a lo de Cristiano Ronaldo, aunque este si que se considera profesional. Si se paga es porque hay dinero disponible para tal fin, y porque se saca beneficio del mismo.
Aun asi no te quitare la razon en que siempre mejor un buen pofesional.
PD. Arriba Bisbales y bisbaleros jiji

Janaita dijo...

Me gusta la elección del pendiente, si señor.
Sigue informando de tus azares con tanto arte y hasta es posible que te comente alguna vez más. :P
:*

Juanico dijo...

Amén hermano.
Es una abominación que le den a esta pobre oligofrénica ese pastizal.
Efectivamente no es culpa suya, lo es de los desalmados que pretenden sacar un buen pellizco de la efímera fama de la pobre, que en el fondo canta bien, pero sólo tiene el mérito del que nace con un talento.

No es cuestión de meterse en discusiones sociológicas y subculturales, pero desde luego un profesional, que se prepara durante años, que ensaya, entrena su voz y se dedica a ello a pleno rendimiento, merece todo el respeto que esta pobre mujer no se ha ganado.

HE DICHO.

PD: Bisbales y bisbaleros, podéis iros yendoos un paso más páyá de atomarporsaco.

Paul Spleen dijo...

@K — Bueno, sí, un poco. Pero es que cantar bien es un requisito para hacerte cantante que, de por sí, si no va acompañado de otras cosas, no tiene mérito, como dice aquí muy bien don Juanico. Hay dos cosas que parecen mentira: una, lo que la picha estira; y dos, que estés defendiendo lo indefendible.

@A — Moverse en la absoluta ignorancia de todo lo feo que habita este mundo. Me parece un grandísimo objetivo en la vida, Dorian.

@Johnny — A mí lo que me jode es que parece que estamos obligados a tragar con todo. Pues no, todo no vale, oiga, y el dinero no es un baremo de nada. Objetivamente, hay oro y hay mierda. Ambas del moro. ;o)

@Jana — ¿Es tu primer comentario? ;o) Bienvenida. Así que eras tú lo que había dentro del armario…

@Juanico — Desde que en este blog se mencionó la escala Bristol, nadie había vuelto a comentar con tan alto grado de cordura. Gracias. Me veía solo.

Paul Spleen dijo...

@K — Además, tío, ¿no eres tú el que tiene una camiseta en la que pone Kill Your Idols, en la que le dan lo suyo a la abeja Maya con un aerosol? ¡Vuelve en ti!

Agustín dijo...

¿Estamos obligados a tragar con todo?

Pol, ¡vuelve a nos!

P.D.: Mira que me parece raro que Mario aún no haya comentado tamaña frase.

Paul Spleen dijo...

Pero si estoy en mi casica, Agus. Te voy a llamar ahora para un peritivo, un quickie.

Mario dijo...

Me estáis calentado...

Agustín dijo...

¡Calentémonos y tengamos una comida! Bueno, también podemos irnos de aperitivo.

Mario dijo...

Después de la comida lo que quieras Agustín.
Ya que habláis de mojar, se acumula el trabajo: por un lado un pisito de alquiler (apretando apretando!!!), por otro la de la foto otros tantos años después, los descolgados (o los que jamás llegaron) de la graduación de Chiti (alias Chaitai), la última joya de los Krankos, etc...
Por favor, fechas. Andrea ya se ha comprado un par de cosas blancas y se ven sosas sin vino por encima, sin lamparones, por no hablar de lámparas...

Juanico dijo...

Amigo Pol, no te sientas solo. Aquí está tu Teniente para que no puedan con nosotros estos amigos de modas efímeras.

K dijo...

I have already killed my idols and Susan wasn't one of them.
No need for me to defend anything, regardless of what we may say, she'll be getting the same amount of money. Our contribution here is rather pointless.

P.s. Envidioso.