lunes, 6 de julio de 2009

El dios - اﷲ

Allāh. Si habéis leído La tournée de Dios, de Jardiel Poncela, sabréis que Dios bajó a la Tierra hace unas décadas y se apareció a los mortales en el Cerro de los Ángeles, en Getafe, donde se dice que está el centro geográfico de España. La historia es así: resulta que Dios se le apareció en sueños al Papa y le dijo que quería visitar la Tierra; pero el pontífice no se creyó que fuera Él de verdad, claro, porque por muy Papa que seas tampoco te vas a creer al primero que se te endiose en sueños, así que le pidió pruebas; Dios, por su parte, ni corto ni perezoso, convocó a la Humanidad en Pisa, en la Piazza dei Miracoli, donde anunció que mostraría señales inequívocas que disiparían cualquier duda posible acerca de su identidad.


Concentrada la Humanidad en la ciudad toscana, todos esperaban ansiosos la señal, la prueba irrefutable de que quien había hablado con el Santo Padre era el mismísimo Dios. A las 12 en punto, se hizo un silencio sepulcral, roto únicamente por una voz cristalina que bajó de lo alto y dijo: Hola, soy Dios. Haced sitio, porque voy a tirar abajo la torre de Pisa. Ante el pasmo de los espectadores, la torre comenzó a inclinarse más y más. Todos tuvieron tiempo de apartarse, pero, de repente, un niño se escapó de la mano de su madre. ¡Horror, la torre lo va a aplastar! ¡Dios, no permitas que suceda! Dios parecía distraído por la emoción del momento y sólo en el último instante se dio cuenta de que el niño iba a morir. Con un esfuerzo sobrehumano, como no podía ser de otra manera, sus manos invisibles detuvieron la torre a escasos centímetros del chiquillo y la lanzaron en sentido contrario, aplastando a más de trescientas personas. Nadie lo dudó: se trataba de Dios.


En la novela, Dios aparece luego en Getafe como un viejecito tranquilo sin grandes pretensiones, por lo que los humanos se aburren pronto de Él y pierden interés: Dios se dedica entonces a pasear por Madrid, llorando de forma anónima. Esa imagen es la que se me ha venido hoy a la cabeza, porque hay alguien que me la ha recordado, alguien a quien he visto ya dos veces en dos sitios diferentes en apenas 48 horas (por cierto, ahora va casi rapado). He intentado resistirme a sacar este tema en el blog, porque para un murciano está ya muy manido y puede ser poco interesante; pero no por ello deja de ser asombroso que en nuestra ciudad, de entre todas las posibles, haya decidido establecerse un ser ubicuo. Amigos no murcianos, puesto que a vosotros está dedicada esta entrada: os anuncio solemnemente que Dios es chino, vive en Murcia y vende rosas.


Desde hace más de diez años, el chino de las rosas está en todas partes y es imposible salir por Murcia sin verlo. Es hábil, es astuto, es artero y sabe teletransportarse para estar en cuatro pueblos de la Región a la vez. Todos los murcianos sabemos que es cierto, y todos tenemos una historia de ubicuidad con el chino: yo, por ejemplo, lo vi un sábado por la mañana en las fiestas de Alhama, por la tarde en la plaza de las Flores de Murcia y, esa misma noche, en un bar de Los Alcázares. Lo juro. Su técnica es fácil: rosazo y tentetieso en el hombro, sonrisa lúbrica y compla losa que te crió. Los adolescentes llevan haciéndole las mismas bromas imbéciles desde hace muchos años; se ha dicho de él que es Elvis, que son cuatro hermanos iguales; y lo único cierto es que nadie sabe cómo se llama ni la edad que tiene, a pesar de ser una de las caras más reconocibles por cualquier murciano que se precie de serlo.


Amigos, desde hace una semana existe en Facebook un grupo que se llama Fans del chino de las rosas de Murcia. A día de hoy, tiene 3.541 miembros, que se dice pronto. Apuntaos. Se lo merece.

25 comentarios:

A dijo...

Aplauso. El auténtico certificado de murciandad lo da el murchino de las rosas!

Mario dijo...

Murciano de pro, sin duda, y chino endiosado. Como sabes, querido Pol (qué digo querido, queridísimo), el pasado viernes sufrimos su enésimo ataque, que cerca estuvo de dislocar mi hombro con los "centenares" de "enormes rosas" que sostenía, por no decir que las cogía, en honor a Agustín.
Aprovecho la ocasión para recordaros, amigos, que tenemos una cita sin fecha, una necesidad sin satisfacer, unas bombillas desnudas,... esta semana lo dejamos zanjado, aunque sea el poner fecha.
PD: Pol, te hemos visto altamente atractivo... sigue asíN, no tienes el Teide pero sí La Cresta del Gallo.
PPD: Agustín, amigo, te amo.

Paul Spleen dijo...

@A — El certificado de murcianía también lo podría dar el búlgaro del acordeón de la plaza de la Catedral, o el de Dame un eurillo pa un ladrillo de la calle Trapería.

@Mario — Y eso que la amiga de Agustín me dijo que iba vestido como un Erasmus, ¿eh? Mario, tengo una misión para ti: busca lo que significa bombilla en Bolivia. ;o)

Paul Spleen dijo...

Por cierto, ya sabéis que hoy tengo una cena de gala con el Estado Mayor. Si al final el Rey se queda a la cena, le haré esto que hace él aquí, en 0:16. ¡Túúúú!

Mario dijo...

Eres bueno...
- Bombilla (América del Sur): Caña para sorber el mate. Tiene unos 20 cm de longitud y medio de diámetro (no parece suficiente)
- Bombillera: mujer "chupa penes" (uy.....)
- Bombilla de cuero: falo, también llamado Penca por aquellas tierras, o Falete para los folclóricos.
Querido Pol felicítame o guíame hacia luz, Tangina...

Paul Spleen dijo...

No está mal, no está mal: la acepción que yo buscaba era sólo la de paja, en todos sus sentidos, pero veo que has hecho un trabajo profundo. ;o)

Mario dijo...

Gracias amigo... es que el tema tenía posibilidades: tenía varias alternativas, pero he ido cogiendo hasta que me ha gustado una... :-p

Agustín dijo...

Continuemos con la leyenda: cierta es su cualidad de la obicuidad, pero mayor es su capacidad para escapar de las fotos. Los documentos gráficos de este post son de un valor incalculable, más o menos como una moneda de plata de Bolívar.

P.D.: Mario, el sentimiento es mutuo, pero ¿medio centímetro de diámetro?

P.P.D.: Pol, dale recuerdos de mi parte, que ya sabes que es muy campechano (0,60).

K dijo...

Se comenta que este chino está chinado (¿en cuál de los sentidos? no lo sé). Lo que es seguro es que, o bien es ubicuo como sugiere PolAnka, o bien hace honor a la expresión "trabajar como un chino". Creo que nunca he visto a nadie comprarle una rosa, así que me estoy planteando copiarle la idea de negocio.
No sólo en un pasaje, el hombre se merece que lo inmortalicen (aunque Dios ya es inmortal) en un libro; veré qué se puede hacer.
Tschüss

Paloma dijo...

A mí me gusta especialmente la última de las fotos, ¡cómo se arrima el tío a la comisura de la pobre incauta!
No veo la hora de encontarme cara a cara con este señor...

Raymond, mantén tu alta atractividad, aplica nuestras enseñanzas.

Belén dijo...

Espero poder constatar dos cosas cuando lleguemos a Murcia: primero, que tu alta atractividad sigue intacta ;) y segundo, que el chino de las rosas no es un mito ni un fantasma. Para ello intentaré conseguir pruebas gráficas, aunque en el segundo caso sea difícil...

Mario dijo...

Chicos, tengo el auténtico privilegio de comunicaros que ayer mantuve lo más parecido a una conversación con este ser superior: después de cenar y de vuelta al coche, nos cruzamos (me emocioné) y anduvimos juntos más de 50 m. (Agustín, si cambiamos la "m." por la "cm." ya tenemos fiesta!); yo le hablé y Él me regaló unas cuantas vocales (la "o" y la "a"... y creo que un "mmmhh"... no estoy seguro.
Está deteriorado el Hombre. Lo de ser mediático le está pudiendo...

Mario dijo...

Perdón, me falta un cierre de paréntesis, ahí va: )
Pol, no me lo eches en cara (aunque el cutis lo agradece... aviso).

Agustín dijo...

Pol, para mantenerte en forma podemos cambiar subir al teide utilizando su cara sur por ir desde tu casa a Mate, sirve ¿no?

Mario, siempre has tenido la piel muy ter(n)sa y suave.

Mario dijo...

Sobre todo desde que te conozco, querido Agustín. Sobre todo desde entonces...

Paul Spleen dijo...

@Mario+Agus — Mmm… Hablamos de sexo, ¿no? ;o)

@K — Es que imagínate la vida que habrá llevado el buen hombre. Grandísimo personaje. ¿Son ciertos los rumores que anuncian tu llegada para el 18?

@Pálom — Pues la segunda ojera se debate entre desaparecer o quedarse para siempre. Nadie me lleva a la cama a mi hora, me temo, y nadie me echa antiojeras refrescante. Passa-o bem em Lisboa, Pomba!

@Belencia — Este chino es esquivo, taimado y ladino, pero siempre podemos pedirle una foto a cambio de comprarle una rosa. Eso sí, cuando vea que sois tan besables, lo mismo os hace lo que a la de la foto…

K dijo...

Pol, mientras alguien te lleve a la cama, aunque no sea a tu hora, no te quejes...
Ciertos son, tu estela sigo, ajilimójili.

Agustín dijo...

Germano (three stones), eres un mar de sabiduría: ¡aunque sea malo!

David dijo...

Túuuuuuuuuuuuuuuah

K dijo...

Te di el follón con el díptico de Wilson y ahora te lo doy con la música. Un poco de higiene, por favor, pon otras dos canciones chulas ahí e ilústranos con tu donaire musical (por decir algo).

Alvaro Laguenas dijo...

joder con el chinito, cómo se le acerca a la pobre zagala, jejeje.
No conocía la epopeya de la torre de Pisa. Pol, eres un libro abierto ostias.

Agustín dijo...

Llego de tomarme unas cervecillas con, entre otros, Ramón, y al leer los comentarios me surge la duda: ¿qué significaba follón?

P.D.: Mario, ibas a hacer un comentario a Pol en nombre de los dos ¿no?

Paul Spleen dijo...

@K — Llevas razón, no debo dejarme llevar por la pereza. Mañana mismo lo arreglo.

@David — ¡Lo intenté, lo juro! Pero cuando llegué a la cena, allí ya no había ningún representante de la Casa Real. :o(

@Láguenas — ¡Es buenísima la cara de la chica! Por cierto, se parece a Rocío… No quiero decir nada, pero quizás es el momento de que tengáis una conversación acerca del chino…

@Agus — Llego de tomarme unas copas con Agus y corroboro una cosa: Agus, hoy balbuceabas más que hablabas. ;o) Lo que te he dicho es que David, Belén, Paloma y Cristina (todos han comentado, salvo Cris, porque creo que tiene los labios cortados) me decían que lo de dar el follón es de Murcia.

Mario dijo...

Hola chicos, no vengo de tomarme nada ni con Agus ni con Ramón, aunque espero hacerlo mañana... Lo de dar el follón y lo de enfollonarse es algo que siempre me ha resultado curioso, a la par que interesante... Deberíamos hablarlo en la profundidad que corresponde con cada uno: unos más y otros menos.
Agustín, hermano, sobre el oligopolio hablamos con Pol mejor en persona para así aprovecharnos y pellizcarle un glúteo cada uno...

Agustín dijo...

Amigos, mañana aunaremos las comidas y las bebidas.

Ramón, ¿dices que utilizo mejor las manos que la boca? Por cierto, ¿también dices que escribo mejor que hablo?

Mario, aprovechemos mientras no nos censure el creador.