miércoles, 28 de mayo de 2008

El cerebro - الدماغ

ad-dimāg. En noches como ésta, los monstruos que engendra mi razón dormida intentan escapar de su prisión. Preparan sus mazas con sigilo y, de puntillas, se diseminan por mi geografía cerebral. Palpan lóbulos, buscan tractos y se escabullen tras cortezas. El rumor se nota, pero están organizados y consiguen despistarme: pssst, pssst, tú, a aquel ventrículo, con cautela; tú, a esa arteria; rápido, uno por circunvolución. Ya en su lugar, elevan sus mazas y aguardan obedientes. Una hermosa pausa contenida precede al primer golpe, paralizante y brutal, tras el cual todos a una aporrean mi calavera a latidos regulares, desgarrando tejidos, horadando paredes y buscando como locos la salida al exterior. Con perfección raveliana, aumentan la velocidad del tiovivo hasta que ya no tengo en qué pensar, a no ser en que todo descarrile: que mis oídos escupan caballitos de metal en sangre y fanfarrias…

Pero mira, ahora, como siempre ocurre tres veces al día, hay uno que es más listo: ahora baja por mis nervios, ahora llega al punto ciego, ahora salva mis humores, ahora cruza por mis niñas; ahora sale, lúbrico y triunfante, amusgándome los ojos. En noches como ésta, cuando escribo, vomito tenias por las manos.

12 comentarios:

H dijo...

Tranquilo... Respira... Hasta los monstruos de la razón acaban yéndose a dormir.

José Antonio dijo...

Tú eres médico como el J…ny ¿No?, a partir de lo de «tracto» he tenido que ir a por el diccionario.

Eso que comentas te pasa porque eres un mierda, a los machotes simplemente les da ansiedad y depresión :)

Gran Post, pero métete 7 «Febrectales» y ya verás como se te pasa eso en un periquete (palabra que demuestra lo machote que soy)

K dijo...

Todo tiempo pasado fue ¿mejor?

Paul Spleen dijo...

@H
¿Eres K?

@José Antonio
Cursivas, negritas, puntos suspensivos, comillas francesas: sobresaliente.

@K
¿Eres H? Efectivamente: está probado que cualquier tiempo pasado no fue mejor. Por laboratorios Cruz Verde, nada menos.

Alejandra dijo...

¿Somos tan feos por dentro?

Goliadkin dijo...

Pol tio, me gusta mucho tu blog y tenemos amigos comunes. Vamos a generar sinergias y voy a linkearte a mi blog. Te agradezco tus comentarios allí, aunque mantengo mi adoración por Alexandra Ambrossio!

PD: Cómo se ponen las cursivas, los puntitos y esa cosas???

chexpirit dijo...

Si un tal Goliadkin me dejase un comentario en mi blog, yo me acojonaría cuanto menos O_o

Cerebro que te den estos ataques para dejar estas perlicas. Llámame egoísta, pero llámame.

H dijo...

No, soy A

José Antonio dijo...

Efectivamente buscaba aprobar un examen del «Capitán Tilde», pero me he quedado más impactado de como la peña se alegra de tus «chungos» por ser motivo de un nuevo post.
¿Para cuando un herpes inguinal?

Tunearé la pregunta de Alejandra: ¿Somos tan feos por fuera?

PD. Radio – Cat People - pedazo de canción. (el tontico sabe de music…)

H dijo...

¿Sigue ahí el pájaro?

Paul Spleen dijo...

Oye, amiguitos, que describí este «chungo», como dice aquel, en agosto de 2005, y tres piedras, más por observación que por experiencia; pero vamos, cada cual que cerebre lo que quiera.

Te has delatado, H. ;o) Te recomiendo mi próxima entrada.

Agustín dijo...

Pues yo lo cerebro.

Hablando de códigos HTML e internet, se comenta en los bajos fondos que los “mozileros” ya empezamos a ser legión.

P.D. NO pongo comillas francesas, NO pongo negrita, NO pongo arrobas.