sábado, 28 de febrero de 2009

La tradición - التقليد

at-taqlīd. En todo pueblo que se precie de tal nombre, sus habitantes deben tener motes. El panadero puede ser El Mixtos; el cura, El Gatuno; y el boticario, El Sepias. El origen de estos apodos se pierde en la Historia, pero suelen hacer referencia a alguna anécdota acaecida a un antepasado del portador del mote. Como sabemos de sobra, nihil sub sole novum: los romanos utilizaban estos motes como apellidos. Hoy os voy a hablar, muy brevemente y como excusa, de un romano al que llamaban El Garbanzos, que eso es lo que significa Cicerón.

Durante varios siglos, los romanos se preciaron de ser una República, un pueblo sin rey, una sociedad donde la ley estaba por encima de los individuos; pero, cada cierto tiempo, se vieron obligados a enfrentarse a un ciudadano romano que intentaba acaparar el poder y nombrarse dictador perpetuo, o sea, rey.

En el año 63 a. de C., un buen hombre llamado Marco Tulio Cicerón, a la sazón cónsul de la República romana (o sea, uno de los dos presidentes de Roma), se enteró de que otro miembro del Senado, de nombre Catilina, pretendía matarlo y hacerse con el poder. Con Catilina delante, Cicerón pronunció en el Senado un discurso dándole en el hocico. La primera frase fue Quo usque tandem abutere, Catilina, patientia nostra?, que significa Catilina, te haces cansino, ¿no sabes? Un poco más adelante en el discurso, con Catilina levantándose y huyendo del Senado entre abucheos, Cicerón, ya indignado, gritó O tempora! O mores!, demostrando una vez más que los humanos siempre piensan que cualquier tiempo pasado fue mejor y que, en todos y cada uno de los momentos de la Historia, siempre han pensado que las costumbres honorables del pasado se habían perdido.


Todo esto me lleva a deciros que, efectivamente, amigos, las boni mores nunca deben perderse. Por eso os anuncio solemnemente que he decidido continuar disfrazándome una y otra vez con el mismo atuendo de Chico Disco, a pesar de las críticas. Al que no le guste, que no mire. He dicho.

2004 - Murcia

Luchando contra Pocholo

2006

Con La del Río

2007

Dejándome adorar por las murcianas

2008 - Águilas

Homenaje a Máikol Jackson

2009 - S/C de Tenerife

Nuevas adoradoras

10 comentarios:

Paloma dijo...

Atiende, según mi reloj te contesto incluso antes de que hayas colgado el post.
Me parece que es menester añadir un "last but not least", por mucho que dijeses que no parecíamos mujeres. Yo de espaldas doy el pego, ¿no sabes?

La Corominófila.

ONCOPEDIATRIA.COM dijo...

Ya echábamos de menos tus posts. Desde luego, la chaquetita te sigue quedando bien a pesar de los años...¿no le habrá hecho un retoquillo tu modista personal, no? En Cádiz, si te sirve de consuelo, también usamos año tras año muchos disfraces (es más se reconvierten unos en otros, según los complementos que lleve el disfraz). Me alegro de volver a leerte. Un abrazo.

K dijo...

La última foto es de escándalo. ¿Has pensado en dedicarte a ser chico disco profesionalmente? Yo nunca te he visto en otro papel que te quede mejor (no, no, ni el higiénico).
Otra pregunta es: ¿las mujeres sólo te adoran así cuando vistes esa chaqueta?
En fin, algún secreto tienes y no lo desvelas y aquí, los demás, a dos velas.

Paul Spleen dijo...

@Περιστέρι
El blog lleva hora peninsular, ¿no sabes? Hombre, un alto nivel de lubricidad y lascivia nunca está de más.

@Óscar
Ha sido un mes movidito, con más de 6.000 km a cuestas. ¿Qué tal ha estado el Kung Fu? Por cierto, la chaqueta me queda mejor ahora que en el 2004. ;o)

@K
Sí, es sólo cuando llevo la chaqueta. Cuentan las féminas que estuve muy borde durante toda la noche, aunque yo creo que fue porque el disfraz transpiraba feromonas y desdén. El disfraz de ayer, sin embargo…

José Antonio dijo...

Espero que laves el disfraz, porque las feromonas desprendidas en todos estos años, pueden hacer que seas el chico d’asco... (Te lo digo sin acritud y sin envidia, claro).

Hay que reconocer que te queda mejor este disfraz que el que usas para ir de normal. :)

Un abrazo. Dado una hora después de que te llegue (que bonito).

Anónimo dijo...

Y por dejaros sobar de esa manera por todas esas vírgenes vestales, claramente bajo la influencia de Baco, oh Malus Polus, ¿cobrais o pagais?

Sois lo más depravado de este lado del Tiber.

cAton dixit

Agustín dijo...

Reconozco que yo he sido uno de los que ha criticado tu continua repetición, pero viendo de lo que eres capaz si no usas éste, te imploro: ¡nunca cambies de disfraz!

David dijo...

Laño que viene no difrazamo de Tío Lázaro, hombre. Féminaeh no caerán, pero lah perdiceh quedan atontaeh.

Mario dijo...

Ya en aquellos tiempos existía algún padre cabrón cuya idea más feliz se materializaba en nombre como Catilina... para un hijO.
Referente a tu disfraz, no sólo te apoyo, sino que añado: propongo para el año próximo disfrazarnos entorno a ti y premiar al más discotequero. Poco original, pero te lo mereces píjoh!

Paul Spleen dijo...

@Josetxu
Hemos conocido a un americano que aparece en las fiestas vestido de hombre invisible, uséase, en pelota picá.

@A
Creo que con eso de vírgenes vestales te has pasado un poco… ;o)

@Agus
¿No te ha gustado mi disfraz del día siguiente? Por cierto, no sé si debo felicitarte o no…

@David
Alguna caerá si utilizamos el proverbial buena moza, ¿t'apetehco?

@Mariote
Este año no hemos podido ir a Águilas, leche. Pon la lámpara ya, Mario, haz el favor. ;o)