jueves, 19 de julio de 2007

La letra - الحرف

al-ħarf. Una de las personas que más me ha impresionado en Marruecos ha sido un hombre más bien feo con una dentadura que haría gritar de horror al mismísimo Poeta de Zeneta, de nombre Mohammed Boukhana y, de profesión, calígrafo. Un miércoles, cargado de tinta, cálamos y tizas, el buen hombre apareció por la facultad y nos impartió dos clases sobre caligrafía árabe. Durante las 5 horas más o menos que duraron estas clases, estuvo hablando de la caligrafía como el arte de controlar el espacio con la mente para crear belleza, aunando el sentido y la forma. Como toda arte, vamos. Ahora bien, no se limitó a dar peroratas (mitad en árabe, mitad en francés y un pelín en inglés) sino que, con un par, nos mostró a qué se refería: a modo de ejemplo, puso varios de nuestros nombres en todos los estilos posibles, escribió luego algunos dándoles forma de corazón o de pájaro, unió en un mismo espacio dos nombres armoniosamente y, por último, se vendó los ojos, palpó la pizarra y caligrafió otro nombre a ciegas, ocupando con precisión todo el espacio disponible. En fin, lo que yo pueda contar y las fotos que ponga no le hacen justicia. El folio en el que escribió mi nombre al final de la última clase, en estilo «tulut» /'θuluθ/ (puntas superiores como flechas y puntas inferiores larguísimas), es una de las cosas que guardaré con más celo de este viaje a Marruecos. Impresionante, en serio.

Por otra parte, ayer mismo fuimos a los Jardines Exóticos. Así se llaman, sí, sin nada más detrás. Las fotos de estos sitios nunca impresionan tanto como estar allí, así que no pondré muchas, pero se supone que Marruecos es un país con escasez de agua y no veas la de vegetación que hay por todas partes. En estos jardines, en concreto, vimos ranas, vimos lagartos, vimos flores rarísimas, vimos palmeras, vimos helechos, vimos faisanes, vimos flamencos, vimos ratas de agua, vimos a un portero muy feo… Muy bonito, oiga. Tampoco volvería, oiga.

Además, aparte de lo poco que de por sí dormimos aquí (las clases empiezan a las 8), hemos estado casi una semana sin dormir bien a causa de los saharauis de la facultad de al lado: les dio por hacer fiestas en un descampado todas las noches hasta la una y media más o menos, y, como no podíamos con el enemigo, decidimos acercarnos alguna que otra noche a ver cómo iba la cosa. En general, fue todo un poco aburrido. Mientras bailábamos, intentando integrarnos con los indígenas, juro por el Casa de la Ermita que flotaba en el ambiente un persistente tufillo a tintorro. Y nosotros no catamos nada… En fin, cosas veredes…

Más fotos de lo normal para cubrir mis ausencias:

8 comentarios:

The Civil Employee dijo...

Hablando de caligrafía, hace tiempo ví un reportaje sobre Steve Jobs donde él mismo contaba que después de abandonar la universidad se dedicó a entrar de oyente sólo en aquellas asignaturas que le interesaban. De todas ellas la que más le gustó era precisamente la de caligrafía. Según contaba en el reportaje lo que en esas clases aprendió fué el germén del concepto visual del Mac-Os.
Pd: La imagen del alumno fotografiando al profesor me ha recordado al ya mítico profesor Miyasawua.
Un abrazo.

Poeta de Zeneta dijo...

si te molan las letricas,
y las feas dentaduras
coje fuerte mi pichica
que es de punta dura.

Te mola todo lo rarete
y si es desconocido mejor,
al igual que meter por tu ojete
un gigante rotulador.

Si te va lo harmonioso
y las formas delicadas,
que te pete gay cual oso
con potentes enculadas.

Visit:
http://poetadezeneta.blogspot.com

Agustín dijo...

Ya veo, ya veo. Anda que sí, ya te vale, creador, esperas que haga comentario para añadir un “post” tuyo, y así obligarme a contestarte de nuevo. Ratificando mis afirmaciones anteriores: ¡¡¡eres un perro!!!

Como hoy en día eso de escribir a mano no se trata mucho, imagino que tú, creador, habrás olvidado cómo es mi caligrafía. Es puro arte....bueno, o al menos no hay igual en la tierra, y no por legible precisamente.

Me queda una hora para comenzar mi aventura rabatí. Me tiemblan los dedos (entre otras cosicas, guapo) de los nervios :-o

Estaba preocupado por ti, creador, hacía varios “post” que no veía las pastelas, pensaba que se habían extinguido. Me congratula.

Si lo que tú haces no se llama “post”, ya sabes, las quejas al alemaní (anteriormente conocido como el “virtuoso de la guitarra”, o eso dice él, jeje), que es quien me instruye en esos conceptos cibernéticos.

Anónimo dijo...

Para que me haga una idea: tu clase de caligrafia seria equivalente a que el Juanico le explicase a un grupo de marroquies que estuvieran aprendiendo espannol lo que es un cuadernillo Rubio? ;)

Civil servant, lo que citas es el discurso que Steve Jobs para los alumnos que se graduaron recientmente en Stanford University. Esta en youtube. Por cierto, y abundando innecesariamente en el tema, hace poco lei un reportaje sobre el propio Jobs. Dicen que, si le preguntas a la gente que le conoce por un adjetivo que le defina, seria "asshole". Y si le preguntases a el, probablemente tambien usaria ese adjetivo para definirse a si mismo... Dicho lo cual, yo queria comprarme un Mac para sustituir a mi fenecido Compaq, pero no puedo porque no es compatible con el sistema de la universidad.

Arrocet, cuidate, aprovecha y, si puedes, aprovechate. Eso que fumaban los saharahuis no creo que fuese chocolate, if you know what I mean ;)

Un abrazo,

Herblay

Mariqui dijo...

Por fin!!! estoy de nuevo conectada con el mundo exterior!! Dios, que agobio no tener internete durante 3 semanas cuando estas acostumbrada a no ir ni a cagá al despertarte, sin mirar tu correo y esas cosicas...
En fin, que habemus internete y telefono en Oviedo!! los de ONO aqui son mas vagos de lo normal y han tardado un huevo, y parte del otro...
y nada, en seguida me he dicho...vamos a ver como le va al Pol por tierras extranjeras.. no dire que lo he leido todo, porque mentiria como una bellaca, solo un poquito.
Me alegra que estes bien y que aun no te halla atacado Moctezuma con su maldicion.
Yo aqui casi no tengo tiempo pa respirar...yo me creia que no era posible estudiar 12 horas al dia...pero lo es, en un universo paralelo...
En fin, que me piro a la biblioteca... que triste!!!

muuuchos besos y abrazos

Rollymore dijo...

Bien, Ramonaui, veo que has encontrado el amor por aquellas tierras. Si ha de ser desdentado y tener tinta hasta en el ... pues qué le vamos a hacer. Tú sólo ten cuidado con cuál de sus bigotes te pinchas, gorrión.
Espero que hayas aprendido lo suficiente de caligrafía como para instruir a los tonticos que te lo pidan, entre los cuales me incluyo. Sí, no hace falta que vaciles escribiendo con los ojos cerrados, si ya lo consigues sacando la lengua ¡de qué no serás capaz!
Confío en hallar prontamente las aventuras y desventuras de los tres murcianos (que se la agarraban mutuamente con la mano).
Un abrazo. Eres feo.

Antuán dijo...

Preciosos los jardines... Pero de verdad no os ofrecieron el tintorro aquella noche? Y siendo así,¿cómo conseguiste adoptar esa moruna pose?. Amos que encima estás hecho ya un bailarín de pro. Crees que podrías hacer uno de esos bailes mientras recitas el Corán de memoria?. Es por grabarte y colgarlo en el tubo. No, en serio.

jessica dijo...

Ramón: Qué suerte has tenido de tener ese taller de caligrafía. Quiero saber si sabes dónde contactar al calígrafo, ya que pienso viajar a Marruecos y estoy buscando a uno. Ojalá puedas darme una mano. Jessica.
jessikgodoy@gmail.com